Nacionales

Retinopatía de la prematuridad: ¡No dejes que tu bebé se quede ciego!

Retinopatía de la prematuridad: ¡No dejes que tu bebé se quede ciego!

Patricia Pérez

Convertirse en padre es el sueño de muchas parejas, que ven la llegada de un bebé como la consolidación de la familia, sin embargo cuando el bebé nace prematuro, implica cuidados especiales para garantizar su desarrollo.

Una de las enfermedades que afecta a los bebés prematuros es la retinopatía de la prematuridad, una condición ocular que se presenta especialmente en aquellos infantes que nacen con peso muy bajo. El doctor Juan Hubiera, entrevistado esta mañana en el programa radial “El Matutino Alternativo” que conduce Carmen Imbert Brugal, destacó la importancia de examinar y vigilar a los recién nacidos.

La retinopatía del ojo no es más que un daño en la retina y es la principal causa de ceguera a nivel mundial en bebés prematuros o en la infancia. La retina “es un panel donde la luz entra al ojo, rebota o se proyecta, en ese tejido se convierte en electricidad y esa electricidad viaja por un cable llamado nervio óptico y llega al cerebro, ahí se decodifica la imagen, entonces vemos con el cerebro, no con los ojos. Si el panel está dañado no se da ese circuito, no hay transmisión de electricidad, no llega señal al cerebro, y no vemos”, precisó.

En bebés prematuros la retina está altamente vascularizada, al verse interrumpida la gestación no se desarrolla bien el tejido ocular, los vasos sanguíneos no avanzan, esa retina muere y  se produce la retinopatía de la prematuridad.

Cabe señalar que no todos los prematuros nacen con la condición de retinopatía. Hay dos factores que inciden, uno es la semana de embarazo en la que nace y otra es el peso (por debajo de los 1500 gramos).

¿Cuándo debo examinar a mi bebé prematuro?

El doctor Hubiera expresó que a los 30 días de nacer se debe chequear al bebé. En la primera o segunda semana de vida no hay ningún indicativo de desarrollar la retinopatía, no es sino hasta el mes que se puede diagnosticar un posible desprendimiento de la retina.

La retinopatía del prematuro tiene posibilidades de sanar, siempre y cuando se haya diagnosticado oportunamente: “La ceguera es prevenible, no es el prematuro que se queda ciego, somos nosotros que dejamos quedar al niño ciego por no dar el seguimiento oportuno”.

Los oftalmólogos-pediátricos

En República Dominicana no hay suficientes especialistas oftalmólogos-pediátricos, por lo tanto esa función de detectar la retinopatía de la prematuridad recae sobre el ginecobstetra.

El Dr. Hubiera considera que el interés de los médicos al respecto es cada vez mayor, por lo que están más capacitados para salvar la vida de los prematuros, sin embargo, recomienda que una vez el pediatra y el ginecobstetra entreguen al niño indiquen a los padres los pasos a seguir para el seguimiento oportuno del prematuro.

Altas concentraciones de oxígeno, entre las causas

Para entender las causas vinculadas a la pérdida de visión en bebés, el doctor Hubiera señaló que la exposición a las altas concentraciones de oxígeno ha vinculadas directamente: “tenemos una concentración de un 25% en el vientre materno y un 100 por ciento en la vida extrauterina… todo se produce en bajas concentraciones de oxígeno. ¿Qué sucede cuando viene el parto? Si el niño que tiene alguna dificultad no respira adecuadamente se pone morado. ¿Qué se hace? Se le coloca una manguerita de oxígeno, si le aplican mucho, entonces los resultados son negativos”.

El doctor explicó que personal encargado del cuidado del bebé prematuro debe vigilar constantemente la concentración de oxígeno en las incubadoras, ya que de ser alta impedirá el desarrollo óptimo de los vasos sanguíneos dentro del ojo del bebé y provocará la retinopatía de prematuridad. Es vital, controlar la cantidad de oxígeno que se le coloca al bebé prematuro para evitar el daño en la visión del niño.

Glaucoma congénito

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual, un daño en el nervio óptico consecuencia de un trastorno en la irrigación. Esta es otra causa de ceguera irreversible, puede deberse a la ingesta de medicamentos o provocado por lesiones.

En los niños se define como un buftalmo o agrandamiento del globo ocular, como consecuencia de un glaucoma congénito: “Es como un ojo de buey con tonalidad azul clara y caracterizado por mucho lagrimeo, los niños sufren mucho por el dolor ocular”. Debe ser intervenido con la mayor premura posible.

Diabetes y la pérdida de visión

La diabetes tiene medalla de bronce en la olimpiada de pérdida de visión. Según Hubiera el primero lugar lo ocupa la catarata, pero esta enfermedad tiene la ventaja de que es reversible sin importar el momento que aparezca. La medalla de plata le pertenece al Glaucoma, sabiendo que es irreversible, mientras que el tercer lugar o medalla de bronce es de la diabetes, que causa la perdida gradual de la visión.

Will Herrera

julio 28th, 2016

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu Title